Cuando amas lo que haces,
no trabajas un solo día de tu vida.
Philippe Horowitz

Founder & Guide


Philippe Horowitz nació y creció en París en los años 70. Pasó su infancia practicando muchos deportes, durante las vacaciones de invierno en los campamentos de esquí y en verano disfrutando de los deporte de agua. Cuando tenía 13 años, descubrió “las aguas bravas" en canoa en el río Durance (Hautes Alpes), un momento emocional fuerte que aún tiene grabado en su cerebro. Estas emociones lo empujaron al Club de la canoa, que se convirtió en su segunda casa (ASCE Canoe Kayak). Con 20 años, comienza a entrenar en el parque local artificial de aguas bravas (slalom). En la medida de lo posible, disfruta también de las aguas bravas y salvajes: los ríos de Morvan, los ríos de los Alpes ... Y de manera paralela se aficiona también a un deporte muy divertido y rudo: el polo en canoa.

Philippe jugó y cuidó del distrito de polo en canoa del club durante muchos años. Su pasión por la canoa lo empujó a dejar su trabajo como ingeniero automotriz para participar en las pruebas de ingreso en el Centro Deportivo "Campus Sport Bretagne" (CREPS Dinard).

Después de un año completo de estudio y práctica en toda la maravillosa Bretaña, en julio de 2002 se convirtió en guía de canoas con una calificación especial en la sección del mar, con especial agradecimiento a los mejores maestros de Sea Kayak: Loic Bourdon, Prat y Luc Vincent. En este punto, estaba convencido de que había estado en lo correcto al cambiar su vida profesional por esta hermosa carrera de deportes acuáticos. Muchas gracias Christophe Astolfi por obligarme a cambiar mi trabajo. Seguro que regresó a tu Club, tu nido, esta vez para trabajar como instructor de canoas.

En 2003, el sabor de la aventura lo empujó a la isla tropical de Mayotte (Comoras, Océano Índico) donde creó el primer club de canoa CKCM con su amigo Christophe Ortega, uno de los mejores jugadores de Stylle (Aquasens, La Reunión). En 2018 ya había 5 clubes de canoas en la isla. La laguna de Mayotte es un paraíso para los corales, peces, delfines, tortugas marinas y ballenas (increíbles ballenas jorobadas durante el invierno austral). El lugar también fue una oportunidad para practicar el bote de vela en las Comoras y Madagascar -pura y mágica isla-. Fue entonces cuando trajo de vuelta su primera canoa de madera de Madagascar, un auténtico soporte de vela y remo. Luego, la vida lleva a Philippe a una temporada de verano en las islas de Kornati (Croacia): allí organiza viajes de una semana con kayaks de mar y una Prao (canoa polinesia). Una oportunidad de obtener más habilidades de aventura en el mar, un verano completo remando y navegando en el increíble Prao.

Un viaje a Tahití definitivamente te da el deseo de practicar y desarrollar el kayak y el surfski: algunos de los mejores deportes basados en la naturaleza. En 2017, después de unos años en Fuerteventura con su familia, decidió crear MAEVA, que significa “Bienvenido” en polinesio, bajo el deseo de dar la oportunidad de descubrir Outrigger Canoe & Surfski Kayak a principiantes y agregar un nuevo destino "soleado y ventoso" para los expertos remeros..